QUADRAX – asesores

COMO DECLARAR LAS MONEDAS VIRTUALES

Publicado el Publicada en FISCALIDAD

Las criptomonedas como Bitcoin, Ethereum, Litecoin; el uso de Blockchain debe ser declarado ante nuestra Agencia Tributaria.

¿Que es una criptomoneda?

Las criptomonedas a grandes rasgos las podemos definir como medios de pago que sirven al igual que otra moneda ya sean euros , dolares para realizar compras por Internet o contratar servicios siempre que la parte que ofrece el producto o presta el bien las admita.

Como cualquier moneda tiene una valoración en el mercado que nos dice cuanto cuesta la moneda en una fecha determinada , por lo tanto si estas acostumbrado a operar con divisas no tiene nada de raro.

¿Hay que pagar IVA cuando compras un bitcoin u otra criptomoneda?

El artículo 135.1.d) de la Directiva 2006/112/CE del Consejo de 28 de noviembre de 2006 hace mención a que estarán exentos de IVA las siguientes operaciones

Dicho artículo ha sido objeto de transposición por el artículo 20.Uno.18º letras h) y i) de la Ley 37/1992 que disponen la siguiente exención:

“h) Las operaciones relativas a transferencias, giros, cheques, libranzas, pagarés, letras de cambio, tarjetas de pago o de crédito y otras órdenes de pago.

(…)

  1. i) La transmisión de los efectos y órdenes de pago a que se refiere la letra anterior, incluso la transmisión de efectos descontados.

(…).”

Ni la Directiva ni la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido definen el concepto de «otros efectos comerciales» u «otras órdenes de pagos».

La Abogada General en el asunto C-461/12, Granton Advertising, estimó que la expresión «otros efectos comerciales» únicamente puede comprender aquellos derechos que, sin ser un crédito o un cheque, confieran un derecho a una determinada cantidad de dinero. Para concluir que tal “punto de vista también es acorde con la finalidad que yo atribuyo a la exención de las operaciones relativas a efectos comerciales. A mi juicio, se persigue tratar, a los efectos del IVA, a aquellos derechos que en el tráfico son considerados similares al dinero, como la propia entrega de dinero.”.

El propio Tribunal de Justicia en las conclusiones de dicho asunto estimó que la exención prevista en el artículo 13, parte B, letra d), número 3, de la Sexta Directiva (actual artículo 135.1.d) de la Directiva 2006/112/CE) se refiere a medios de pago como los cheques y que por su propio funcionamiento debe implicar una transferencia de dinero.

En definitiva, si las entregas de dinero a título de contraprestación no están gravadas por el Impuesto, el objetivo de esta disposición es la exención de todas aquellas operaciones que impliquen el movimiento o transferencia de dinero, ya sea directamente a través de transferencias o bien a través de diversos instrumentos como los cheques, libranzas pagarés u otros que supongan una orden de pago.

Por tanto, de la sentencia Granton Advertising se puede concluir que el concepto de «otros efectos comerciales» del artículo 135.1.d) de la Directiva 2006/112/CE está íntimamente ligado a instrumentos de pago que permiten la transferencia de dinero y que como tales operaciones financieras deben quedar exentas del Impuesto.

Las monedas virtuales Bitcoin actúan como un medio de pago y por sus propias características deben entenderse incluidas dentro del concepto «otros efectos comerciales» por lo que su transmisión debe quedar sujeta y exenta del Impuesto.

¿Como afecta la compra venta de bitcoins u otras criptomonedas  a mi declaración ?

Como queda claro de lo anterior poco difieren las criptomonedas en términos fiscales a las monedas nacionales emitidas por los gobiernos con lo cual al tener estas igualmente un valor de mercado producirán alteraciones patrimoniales en el momento de su compra y ventas.

El contribuyente que adquiere monedas o criptomonedas con fines especulativos lo que busca es conseguir una ganancia aunque también puede producirse el caso de que el valor de la moneda baje y entonces se pierde dinero esta ganancia o perdida se pondrá de manifiesto en el momento de la venta de la moneda o criptomoneda por lo que habrá que tener en cuenta la variación que se produce entre el valor de compra y de venta ya que va a provocar una ganancia o perdida patrimonial.

De acuerdo a la Consulta Vinculante D.G.T. de 2 de septiembre de 2010:

Siempre que no se desarrollen en el ámbito de una actividad económica, las diferencias producidas por el cambio de moneda extranjera a nacional, generan una ganancia o pérdida patrimonial por la diferencia entre el valor de transmisión y el de adquisición de las divisas invertidas, de acuerdo con el artículo 33.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial del las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE del día 29), en adelante LIRPF, el cual establece que “son ganancias y pérdidas patrimoniales las variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en la composición de aquél, salvo que por esta Ley se califiquen como rendimientos”. Se considerará como tipo de cambio el vigente en el momento de la transmisión o reembolso.

Según el artículo 14.1 c) de la LIRPF, “las ganancias o pérdidas patrimoniales se imputarán al período impositivo en que tenga lugar la alteración patrimonial”. Ahora bien, lo señalado anteriormente sólo procederá si la conversión de la divisa es a euros. En caso contrario, es decir, cuando lo recibido sean divisas, el resultado derivado de las diferencias de cambio no se imputará hasta el momento en que ese cambio se realice efectivamente, de acuerdo con lo previsto en el artículo 14.2 e) de la LIRPF, según el cual “las diferencias positivas o negativas que se produzcan en las cuentas representativas de saldos en divisas o en moneda extranjera, como consecuencia de la modificación experimentada en sus cotizaciones, se imputarán en el momento del cobro o del pago respectivo”. Por tanto, suponiendo que las operaciones realizadas por el consultante no han sido desarrolladas en el ámbito de una actividad económica, las diferencias producidas por el cambio de moneda extranjera (libra esterlina) a nacional (euros) habrán generado una ganancia o pérdida patrimonial por la diferencia entre el valor de transmisión (valor cuando se deshizo la operación al cambiar las libras esterlinas a euros) y el de adquisición de las divisas, siendo imputable dicha diferencia al período impositivo en que se produjo tal conversión de las divisas a euros.

Cuando exista un cambio de criptomoneda se podran producirs alteraciones patrimoniales por lo que habra que observar la variacion de la cotizacion producida hasta ese momento.

FUENTE DOCUMENTAL: Alejandro Jiménez Castro es Licenciado en Administración y dirección de empresas por la universidad de Oviedo, Colegio de Economistas de Madrid.

CERTIFICADOS DE LA FNMT-RC, ¡A PAGAR!

Publicado el Publicada en FISCALIDAD

Aquellos de estos certificados que se encuentren vigentes en el momento de la entrada en vigor del Reglamento 910/2014, seguirán estando operativos hasta la llegada de su vencimiento. Incluso, podría coincidir la existencia simultánea de un certificado de persona jurídica expedido de acuerdo con el nuevo reglamento (del tipo AC Representación), que tuviera idénticos datos de entidad y de representante que otro que fuera emitido con anterioridad a la nueva norma y con el tipo FNMT Clase 2 CA. En este supuesto, ambos certificados convivirán válidamente hasta que este último caduque.

Como adaptación al citado Reglamento 910/2014, los nuevos certificados que expida la FNMT a partir del 6 de junio se constituirán como una evolución de los anteriores y en ellos observamos un desdoblamiento en cuanto al certificado de persona jurídica se refiere. Estos nuevos certificados serán:

  • De persona física (como se viene expidiendo en la actualidad).
  • De representantes de personas jurídicas que sean administradores únicos o solidarios.
  • De representantes de personas jurídicas que no estén inscritas en el Registro Mercantil o también para situaciones en las que no se aplica el certificado de representante.
  • De representante de entidades sin personalidad jurídica.

Respecto del certificado de persona física, poco hay que añadir, puesto que los cambios se produjeron en el mes de marzo del pasado año, y aunque incorpora un mayor nivel de seguridad que los que se expedían con anterioridad, el proceso de tramitación sufrió pocos cambios y se viene desarrollando con toda normalidad. Para el usuario, la principal novedad la constituyó el hecho de que el código de solicitud lo recibe ahora por correo electrónico, y que aunque sigue teniendo la obligación de personación en una oficina de acreditación para identificarse, no tiene ya que firmar el contrato, ya que la firma se realiza durante el proceso de descarga.

El certificado de representante de personas jurídicas que sean administradores únicos o solidarios, presenta ahora una capacidad de representación total, es decir, que será válido no sólo para el ámbito tributario, sino también en cualquier otro ámbito. En el caso de la FNMT, será ahora ésta quien se conecte telemáticamente con el Registro Mercantil para evaluar la capacidad y vigencia de la representación del interesado, cobrando por este acto 24 euros más IVA, un IVA que, al tratarse de un servicio prestado por vía electrónica, será del 21% (a las empresas, entidades y Administraciones Públicas establecidas en Canarias, Ceuta y Melilla no se les repercutirá dicho impuesto), pero a cambio, el interesado no tendrá ya que solicitar en el Registro Mercantil una certificación a tales efectos.

En el proceso de solicitud se pedirá al representante de la persona jurídica: el primer apellido, el NIF y una dirección de correo electrónico; y respecto de la entidad representada: el NIF.

Otra novedad importante la constituye el nuevo procedimiento de acreditación de forma telemática, según el cual, ya no será necesaria la presencia física del solicitante en una oficina de registro, siempre que en el proceso de solicitud de expedición del certificado, el solicitante (representante de la persona jurídica) se identifique con un certificado electrónico de persona física emitido por la FNMT-RCM o con el DNI electrónico, salvo que se haya superado el plazo de 5 años desde la personación física del solicitante, tal y como establece la normativa.

Para los certificados de representantes de personas jurídicas que no estén inscritas en el Registro Mercantil o para situaciones de representación voluntaria, en las que no aplica el certificado de representante (organismos públicos, fundaciones, representantes con capacidad y que no administradores únicos, etc.), se requiere en todo caso la personación de la persona solicitante en la oficina de registro para dotar al acto de mayor seguridad jurídica, así como la presentación de un documento material que demuestre la capacidad para actuar en nombre de la persona jurídica, un poder que debe contemplar la capacidad de representación total y que pueda utilizarse para actuar ante todas las Administraciones Públicas. Este certificado tendrá a partir de ahora un coste de emisión de 14 euros más IVA.

En cuanto al certificado de representante de entidad sin personalidad jurídica, sólo se podrá utilizar en aquellos supuestos que estén previstos en la normativa, aunque de momento sólo se emplean en el ámbito tributario. En principio estos certificados no tendrán coste alguno de emisión y a casi todos los efectos seguirán siendo iguales a los que se tramitaban con anterioridad al nuevo reglamento.

A diferencia de los de persona física, tanto los dos nuevos certificados de representante de persona jurídica como los de entidades sin personalidad jurídica, seguirán teniendo el mismo plazo de validez que tenían hasta ahora, es decir, dos años, teniendo que ser renovados durante los dos meses anteriores a su vencimiento.

Otro aspecto destacable es el relativo a la vigencia del código de solicitud. En la fase previa de obtención del certificado, el código de solicitud que se obtiene tendrá ahora una validez de 40 días, transcurridos los cuales sin que se haya continuado con el proceso de tramitación, perderá su vigencia y habrá que solicitar otro nuevo código.

Para aquellos casos en los que se requiera la personación del solicitante en una oficina de registro para acreditarse, aunque ya lleva tiempo funcionando el sistema, únicamente recordar que cuando el organismo acreditador de la identidad es la A.E.A.T., se requiere en todo caso solicitar cita previa para ello, y que cuando la acreditación corresponda a certificados de representante de persona jurídica o de entidades sin personalidad jurídica, además de la A.E.A.T., también pueden acreditarse ante la Comisión del Mercado de Valores y ante la Comunidad Foral de Navarra.

Al igual que se hacía para el caso de certificados de persona física, para los nuevos certificados tampoco se requiere la firma manuscrita del contrato.

El pago del precio público a satisfacer por la emisión de los nuevos certificados electrónicos, se ha de realizar, de momento, mediante tarjeta bancaria de crédito o débito y justo en el momento previo a la descarga, es decir, después de finalizar el proceso de registro o acreditación por el contribuyente en la correspondiente oficina acreditadora. Lo que no se aclara en la información suministrada hasta ahora es si el titular de la tarjeta debe coincidir o no con el NIF del representante o de la persona jurídica, ya que esto podría provocar algún problema en el caso de personas en las que el representante designado no disponga de tarjeta de su empresa o Administración Pública. Es posible que próximamente se implante también como sistema de pago la transferencia bancaria, pero de momento no existe confirmación oficial al respecto.

Por último, se establece un nuevo modelo de cláusula más completa que la que existía anteriormente para los casos de representación voluntaria y que afectará a la tercera de las tipologías de certificados comentadas en este artículo, es decir, los supuestos en los que el representante legal de la entidad otorgue un poder especial expreso mediante el cual confiere al apoderado la facultad de solicitar, descargar, instalar, renovar, suspender, revocar y utilizar certificados de firma electrónica emitidos por la FNMT.

Dicha cláusula especial deberá ahora contener, entre otro texto, el siguiente:

Conferir poder tan amplio, como en derecho convenga, para solicitar, descargar, instalar, renovar, suspender, revocar y utilizar cualesquiera certificados de firma electrónica emitidos por la FNMT-RCM o por otros prestadores de servicios de certificación, tanto los certificados expresados en las leyes como cualesquiera otros de los emitidos por la citada Fábrica Nacional y otros prestadores de servicios de certificación electrónica, incluidos, pero no limitados, a certificados de persona física, de representante de persona jurídica, de representante de entidad sin personalidad jurídica, de dispositivo móvil, de servidor, de componentes, de firma de código, de personal al servicio de las administraciones públicas, de sede electrónica, de sello electrónico para la actuación administrativa automatizada y cualesquiera otros certificados electrónicos que pudieran surgir con posterioridad de conformidad con el estado de la técnica.

 

Fuentes documentales: Bartolomé Borrego economista, Master TIC y Vocal Responsable de la División de Nuevas Tecnologías en la A.E.A.T. Especialista en Tributación, Administración Electrónica, Protección de Datos y Aduanas.

Información de la Agencia Tributaria.

http://www.agenciatributaria.es/AEAT.internet/Inicio/Ayuda/Certificado_electronico/Como_obtener_un_certificado_electronico/Documentacion_acreditativa_para_la_expedicion_de_un_certificado_electronico_de_representante_de_persona_juridica.shtml

 

NUEVO REGLAMENTO DE PROTECCIÓN DE DATOS PARA PYMES

Publicado el Publicada en FISCALIDAD

Estimados lectores:

Desde Quadrax hemos creído necesario informar a nuestros clientes, acerca de las modificaciones del Reglamento de Protección de Datos, fundamentalmente para PYMES.

 

Se adjuntan tres documentos/guías que, entendemos, pueden ser de su interés:

 

1.-Guía del Reglamento General de Protección de Datos para Responsables de Tratamiento – aquí

2.-Guía para el cumplimiento del “deber de informar”aquí

3.-Directrices para la elaboración de contratos entre responsables y encargados del tratamiento de la información – aquí

 

Carlos Mur

CEO

Quadrax Consulting, S.L.

 

CIERRE FISCAL Y CONTABLE

Publicado el Publicada en FISCALIDAD

Como dijo Benjamin Franklin, solo hay dos certezas en la vida, la muerte y pagar los impuestos.

Centrándonos pues en los próximos hitos que deben afrontar los profesionales de la contabilidad y la fiscalidad, el cierre contable y fiscal de las sociedades del ejercicio 2016 se acerca, y lo que debemos preguntarnos es: ¿estamos preparados para afrontarlo y optimizar la carga fiscal de nuestra empresa?

Recordemos que los administradores sociales deben formular y presentar las cuentas anuales, con carácter general, antes del 31 de marzo de cada año, salvo en aquellos casos en los que el ejercicio social no coincide con el año natural. Además, deben realizar la propuesta de aplicación del resultado, el informe de gestión y debemos tener presente los aspectos fiscales que se aplicarán al presente ejercicio, para optimizar la carga fiscal de la empresa de cara al impuesto sobre sociedades.

A continuación se detallan las operaciones más corrientes que se deben realizar de cara al cierre del ejercicio.

  • Amortizaciones. Representan la pérdida de valor o depreciación de carácter irreversible que experimentan los activos no corrientes o activos fijos, que se recogen en el balance dentro del inmovilizado material, el inmovilizado intangible y las inversiones inmobiliarias.
  • Periodificaciones. Gastos e ingresos devengados y no pagados o cobrados o intereses devengados.
  • Pérdidas por deterioro de valor, que pudieran sufrir los activos de la empresa.
  • Provisiones y contingencias por riesgos que pueden afectar a la empresa.
  • Existencia de ingresos y gastos a distribuir en varios ejercicios.
  • Instrumentos financieros.
  • Existencia de operaciones entre partes vinculadas y su valoración.
  • Realización del asiento de variación de existencias.
  • Reclasificación de deudas de largo a corto plazo.
  • Contabilización del gasto por el impuesto sobre sociedades.
  • Realización del asiento de regularización de ingresos y gastos del cierre del ejercicio.

El cierre fiscal: novedades fiscales y puntos a tener en cuenta en el cierre del ejercicio 2016

En relación con el cierre fiscal del ejercicio 2016, debemos tener claros los siguientes puntos:

  • Que son y cómo se aplica la reserva de nivelación y de capitalización, por si nos interesa su dotación.
  • Conocer las diferencias entre amortización fiscal y contable, ya que la amortización contable pretende mostrar en qué medida el activo fijo ha contribuido a generar ingresos gracias a su participación en el proceso productivo, mientras que la amortización fiscal nos indica qué gasto por amortización podrá deducirse la empresa dentro de su cuenta de resultados. Dentro de las amortizaciones, también hay que contemplar los supuestos de libertad de amortización.
  • Tratamiento fiscal del leasing y renting.
  • El gasto fiscal por deterioro del valor.
  • Los supuestos que deben darse para la deducibilidad de las pérdidas por deterioro de los créditos, derivados de posibles insolvencias de deudores.
  • Qué gastos son no deducibles, en la declaración del impuesto sobre sociedades o sobre la renta.
  • Sustitución del valor contable por el valor de mercado.
  • Tratamiento fiscal de las operaciones vinculadas.
  • Los criterios de imputación de ingresos y gastos a la base imponible, que se recogen en el artículo 11 de la LIS, siendo el criterio general, el del devengo.
  • La compensación de bases imponibles negativas y la acreditación de las bases negativas en el modelo del impuesto.
  • Las deducciones por doble imposición y el tratamiento fiscal de los dividendos.
  • La existencia de deducciones por incentivos y estímulos a la inversión empresarial.
  • Las deducciones fiscales de las donaciones.

Fuente documental: Centro de Estudios Financieros

DECÁLOGO DE CIBERSEGURIDAD

Publicado el Publicada en FISCALIDAD

A continuación adjuntamos un decálogo sobre medidas básicas a tener en cuenta para asegurar nuestros sistemas. Este decálogo ha sido publicado por el Registro de Auditores de Sistemas de Información:

1.- Mantener centralizados los equipos a la última versión del sistema operativo.

2.- Disponer de un antivirus con gestión centralizada.

3.- Realizar copias de seguridad, verificar que se realizan y que son recuperables.

4.- Informar a los usuarios de la compañía que ellos son los garantes de la seguridad de la información.

5.- Navegar con precaución: ver a qué webs se accede.

6.- Desechar correos electrónicos con origen desconocido o de sospecha de fraude: correos con faltas de ortografía, gramática o sintáctica, o en idioma extranjero,…

7.- “Timo de la estampita”: desconfiar de proposiciones de negocio “fantásticas”.

8.- No entregar nunca contraseñas: acceso al ordenador, claves bancarias ni claves de cuentas de correo.

9.- Cambiar contraseñas de acceso cada cierto tiempo, bloquear el equipo si nos levantamos del sitio.

10.- Si navego fuera de la empresa, cuidado con las conexiones de redes wifi, posibilidad de que un tercero que no es de confianza se conecte a nuestro ordenador.

Fuente Documental: RASI dependiente del Consejo General de Economistas.